Anunnaki: Nuestro Pasado Alien


  • Nombre:Anunnaki: Nuestro Pasado Alien
  • Puntuación:
  • Desarrollador:8 Bits de Poder
  • Distribuidor:8 Bits de Poder
  • Sistema:Amstrad CPC
  • Género:Arcade
  • Año publicación:2017


Descripción

Eres Enki, un comandante anunnaki que se enfrenta a razas alienígenas para conquistar el planeta tierra y así someter a los humanos a su voluntad. El juego consta de 2 niveles, aunque si pierdes una vida, continuas en el punto del nivel en que te encuentres, no vuelves al principio del nivel.

  • El primer nivel es una fase en el espacio interestelar, donde debes esquivar meteoritos y matar hordas de naves y pajarracos espaciales. Al final del nivel debes destruir un "jefe".
  • El segundo nivel se desarrolla en la Luna, donde debes destruir hordas de naves, tras lo cual debes atravesar un túnel plagado de minas hasta encontrarte con tres a los que debes destruir.

Este es un juego muy interesante para analizar y adentrarse en la técnica de programación de "lógicas masivas". A diferencia del "Mutante Montoya", el videojuego "Anunnaki" no hace uso  del layout, ya que se trata de un juego donde se trata de avanzar y  destruir naves enemigas, no es un juego de laberintos ni de pasar  pantallas. Este juego además, hace uso de técnicas de scroll "simulado", muy interesantes.

Fuente: Blog 8 Bits de Poder



Capturas




Vídeo



Equipo de desarrollo


  • Programador
  • 8 Bits de Poder
  • Gráficos
  • 8 Bits de Poder
  • Música
  • 8 Bits de Poder
  • Librería
  • 8 Bits de Poder




Material extra


# Tipo Descripcion Descarga
1 Enlace a la web del autor
2 Enlace a la librería 8 bits de poder




También te podría interesar


Cero Absoluto

Cero  Absoluto es una aventura gráfico-conversacional inspirada en clásicos del cine de terror y fantástico como La Cosa de John Carpenter o Alien  de...

A.R.C.O.S

¡¡¡Los alienígenas invaden la   Tierra!!!... otra vez... Un grupo de  arrojados astronautas han sido   enviados para repeler el ataque, pero la  últim...

Sgt. Helmet Zero

En los desolados páramos de Khartadmocia, el fantasma de la guerra aún sigue presente. Dos terratenientes que se dedicaban al tráfico de esclavos habí